ÚLTIMO DOMINGO DE ADVIENTO

En el último domingo de Adviento, el saludo/bendición de Isabel a María es grito de fe y alegría, es anuncio de esperanza y sello de amor, porque está gestándose la nueva humanidad del Dios-con-nosotros.

0 Dejaron su opinión:

Publicar un comentario

Tienes la palabra

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.