VIRGEN SANTÍSMA DE LAS MERCEDES, CONCEBIDA SIN PECADO ORIGINAL


Hoy la Orden Tercera de la Merced se viste de gala para celebrar en misa solemne la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen de las Mercedes, para recordar que la pureza de Nuestra Madre se extiende más dentro de la blancura de su hábito, porque purísimo tendría que ser el seno que engendrara y portara al Salvador, tan puro como esos ojos grandes que nos miran desde el retablo acogiéndonos y tendiéndonos sus redes benditas que nos liberan de toda esclavitud.
Redentora de Cautivos, co-rredentora de la Salvación humana junto con su hijo, es la Virgen María que contiene en sí todos los dones y las Gracias que le fueron concedidad, su Inmaculada Concepción, su Asunción al cielo, su predestinación, su bondad infinita... No olvidemos que en las advocaciones marianas "menores", como se ha dado en decir en algún púlpito de nuestro pueblo ( si no fuéramos... y es que hay que tener... valor), el devoto medita no sólo sobre uno de los dogmas, sino sobre todos los dogmas y Gracias referidos a la Virgen María y, además, sobre un aspecto concreto de su actuación en la vida de los hombres. Veámoslo así, porque así es.
Santísima Madre de las Mercedes, ruega por nosotros ante tu Hijo e ilumina nuestro camino con la pureza de tu corazón inmaculado.
¡Viva la Virgen de las Mercedes!
¡Viva la Redentora de los Cautivos!
¡Viva la Madre de Dios!

0 Dejaron su opinión:

Publicar un comentario

Tienes la palabra

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.