P. PEDRO NOLASCO GAITE (1879-1949), FUNDADOR DE LA REVISTA "LA MERCED" EN 1918

Por Mario Alonso Aguado.

Al conmemorar el 90 aniversario de la aparición pública de la revista “La Merced” será bueno recordar a quien fue su fundador, la verdadera alma de la misma.

Su nombre de pila fue José Gaite Sancho, nombre que tornaría por el del fundador de la Orden de la Merced al profesar como mercedario. Vino al mundo en la ciudad gallega de Pontevedra a últimos del siglo XIX. Procedía de una familia ilustre, distinguida en la sociedad de su tiempo: los Méndez Nuñez. Dicen, quienes le conocieron, que de joven fue galán apuesto. Con seductor provenir fue estudiante de Derecho en las aulas de la universidad compostelana, pero los caminos de Dios, que son insondables, le conducen hacia el monasterio de Poio. Un lluvioso día del mes de octubre de 1896 llama a sus puertas. Los mercedarios le reciben con los brazos abiertos. Vistió el blanco hábito de la Merced con aires monacales, y su aristocrática figura portaba con gran elegancia la capa, cual caballero del medioevo. Ordenado sacerdote en 1902 emprende tareas de gobierno y responsabilidad pasando por los conventos de Sarria (Lugo), Madrid, Ferrol…Allá donde iba fundaba la Cofradía y Venerable Orden Tercera de la Merced, logrando bajo su dirección un florecimiento extraordinario. En Sarria el número de terciarios mercedarios alcanzó números insospechados.


El P. Gaite, Comendador, consiguió un gran prestigio para el Convento de la Merced. Hasta los Reyes de España, Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia, visitaron aquella Casa mercedaria, fue el 4 de febrero de 1912 cuando se dirigían a Ferrol, acompañados del Ministro de Marina y su séquito real y militar, para la botadura del “Reina Victoria”. Años más tarde, sería nuestro mercedario nombrado Capellán Real estando al servicio de los monarcas que veraneaban en San Sebastián.

En Madrid, establecida la Orden Tercera por el P. Gaite, no pudo ser grande su apogeo pues el templo de la Buena Dicha se hallaba en construcción. Todo lo contrario sucedió en Ferrol. En la ciudad departamental celebró con gran entusiasmo el séptimo centenario de la fundación de la Orden. Fundó la Venerable Orden Tercera, que halló amplio eco en el corazón generoso de los ferrolanos, y editó un Boletín de cultos, indulgencias del terciario y cofrade y santoral mercedario, para lo que halló un colaborador más que idóneo en la persona del P. Amerio Sancho Blanco. Y fue precisamente este inicial Boletín, sencilla hoja de cultos, el que germinaría aumentando sus páginas y publicándose, por vez primera, la revista “La Merced” a partir del año 1918.

El P. Nolasco Gaite se distinguió como afamado predicador en las llamadas Misiones Populares, tanto que alcanzó gran renombre en toda Galicia y fue honrado por la Orden con el título de Predicador General. Fueron miles las pláticas y sermones por ciudades, villas, pueblos y aldeas, pronunciados con su voz clara y timbrada; centenares las horas pasadas en el confesionario, aconsejando y dirigiendo espiritualmente a las gentes, llevadas siempre a cabo por su natural prudencia y sabiduría. Se conservan manuscritos muchos de sus sermones y conferencias, así como una interesante colección de dibujos, realizados por su genio de artista, y otra valiosa y original recopilación de postales, fotografías y estampas antiguas. Tanto los dibujos como las postales han sido muy apreciados y editados en varios tomos. Escribió además otras pequeñas obras como novenas o libros de meditaciones.

La palabra y la pluma fueron los dos grandes instrumentos de trabajo del P. Gaite. Recorrió miles de kilómetros, conmovió a grandes multitudes, convenció a muchas personas y trasformó incontables corazones. Esta es, en síntesis, la dilatada trayectoria del P. Pedro Nolasco Gaite Sancho, fundador de la revista “La Merced” hace ahora 90 años. Su obra perdura, adaptada a los tiempos actuales, y se encamina gozosa camino de cumplir un siglo, coincidiendo con el ochocientos aniversario de la fundación de la Orden de la Merced, allá por el 2018. Sin duda, será un año para conmemorar, será un año para festejar.

0 Dejaron su opinión:

Publicar un comentario

Tienes la palabra

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.