LOS NIÑ@S FUERON PRESENTADOS EN EL TEMPLO Y A LA HERMOSONA

Con una iglesia conventual llena de inocencia, hemos celebrado la fiesta de la Presentación del Señor en el Templo de la Merced, en la que quisimos “jugar” con el simbolismo: las velas encendidas, con un mensaje: “Que la luz de Dios siempre ilumine tu vida”; una imagen del niño Jesús, protagonista de la fiesta; unas flores repletas de vida y de hermosura, como la que tenían todos los niños y la bendición de Dios y el amparo de María, recogido en el escapulario que se les impuso como escudo para defenderse de los peligros de la vida.

Ha sido una tarde de fiesta, de júbilo, pero sobre todo de FE. Todos estos niños han sido presentados por sus padres en el templo y seguramente que para la mayoría, ha sido la primera vez que se han encontrado, frente a frente, con la “Hermosona”, debido a su prematura edad, pero, sin duda alguna, será el comienzo de una tradición que cuidarán y guardarán, como el mejor de los tesoros, durante toda su vida. 

Os dejamos unas imágenes del momento. 
Pincha sobre las fotos para verlas en grande.





0 Dejaron su opinión:

Publicar un comentario

Tienes la palabra

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.