VIDEOS DEL PRECIOSO Y EMOTIVO BESAMANOS DEL STMO. CRISTO DEL CONSUELO


Así terminó el Triduo del Stmo. Cristo del Consuelo,
con un emotivo besamanos a tan preciosa imágen.

Recordamos brevemente algo sobre la leyenda del motivo por el cual dejó de procesionar:

- Parece ser, que allá por el siglo XVIII, encontrándose el pueblo de Herencia, inmerso en la celebración de su Semana Santa, salió a procesionar, como era costumbre de la época, la milagrosa imagen del Santísimo Cristo del Consuelo veneraba en el Convento Real de Religiosos descalzos de Nuestra Señora de la Merced Redención de Cautivos. Era una noche serena, de cielo estrellado. La Luna, alta ya en su cielo, bañaba con rayos de plata todos los rincones de la población. El silencio y el recogimiento reinaban en calles, donde el paso del busto del Consuelo, bajo su majestuoso templete, era acompañando por numerosos penitentes que portando antorchas con las que iluminar su caminar, emulaban a los cautivos redimidos. Así, vestidos con el blanco amarfilado del hábito mercedario confeccionado en estameña por ser descalzos, con los pies descubiertos y arrastrando pesadas y gruesas cadenas que rompían el silencio de la noche, era presentada la imagen de Cristo, de Dios hecho hombre, afrentado y calumniado. Sobre su cabeza, inclinada a su izquierda, la consabida corona de espinas. Una soga rodea su cuello y se prolonga hasta atar sus manos que, cruzadas piadosamente ante el pecho sostienen una caña a modo de cetro.Tal comitiva llenaba de recogimiento a las gentes de este pueblo manchego, que mudos ante tan conmovedor espectáculo veían desfilar la imagen de su Cristo del Consuelo. Pero tan admirable espectáculo pronto se vio quebrantado, pues al pasar por unas céntricas callejuelas salieron a su paso unos mozalbetes venidos de un pueblo vecino, que sin mediar explicación comenzaron a injuriar e increpar a tan sagrada imagen. Ante tal situación, el Comendador del convento, que presidía la procesión, mandó regresar y guardar a toda prisa la imagen del Cristo. Así, pasando bajo las armas de Juan José de Austria que dominaban la entrada principal de la iglesia conventual, fueron selladas sus puertas con estruendoso cerrojazo mientras la voz del Comendador sentenciaba: “Jamás volverá a salir”.

Durante más de doscientos años no procesionó en su Semana Santa, pero con motivo de la celebración del 350 aniversario de la fundación del Convento de La Merced, volvió a hacerlo, esta vez con renovada imagen pero igual fervor.
(Fuente: herencia.net)

Ya solo queda esperar a que nuevamente procesione este Jueves y Viernes Santo, dentro de la Cofradía hermana del Santísimo Cristo de la Columna, Nuestro Señor de los Afligidos y Stma. Virgen de la Soledad.

Os dejamos aquí el video de uno de los días del Triduo y el de la Función Principal.

* CELEBRACIÓN DE LA FUNCIÓN PRINCIPAL

* UN DÍA DE LA CELEBRACIÓN DEL TRIDUO


.

0 Dejaron su opinión:

Publicar un comentario

Tienes la palabra

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.